área de Pacientes

¿TIENES DUDAS?

Preguntas frecuentes

Se considera que sufren visión frágil todas aquellas personas que han visto disminuida su visión funcional. Ésta es la que toda persona usa cuando desarrolla tareas del día a día, como trabajar, leer o conducir. Los test clásicos de agudeza visual, diseñados para pacientes con menor agudeza visual, son ineficaces para detectar la visión frágil, pues se basan en pruebas con test de alto contraste con niveles altos de iluminación. Una situación que en poco se asemeja a las condiciones del día a día de dichas personas. Una disminución de la visión funcional impacta directamente en la calidad de la visión del paciente y, por lo tanto, en su calidad de vida. Así pues, calificaríamos a los pacientes con visión frágil según los siguientes parámetros, situándolos por encima de la baja visión leve:

                                    Agudeza Visual                   Campo Visual

Visión frágil:            Entre 0’8 y 0’3                    80%-60%

Hay tres síntomas principales si padeces visión frágil

  • Falta o pérdida de sensibilidad al contraste: Necesidad de aumentar la iluminación
  • Fotofobia: Deslumbramiento excesivo
  • Inestabilidad de fijación

Estos síntomas pueden alterar diferentes áreas de la visión (retina, nervio óptico, área visual del cerebro…) y son causados por diferentes patologías, o una combinación de ellas, como maculopatías, glaucomas o retinopatías. La rápida identificación de los síntomas por parte del paciente acelera un diagnóstico eficaz.

Cuando un paciente llega a nuestra consulta con los síntomas anteriormente descritos debe ser derivado a un oftalmólogo para su diagnóstico. Una vez identificada la patología causante, debemos iniciar un proceso de acompañamiento al paciente, que no es más que un seguimiento de su dolencia y la adaptación de las ayudas al resto visual del paciente en cada momento. Así pues, el primer paso es realizar examen muy completo (mínimo de una hora y media) en la que se hacemos una valoración tu estado y las necesidades. El objetivo es ir adaptando las ayudas visuales a sus necesidades cotidianas, empezaremos por ayudas sencillas como gafas de cerca con luz, gafas potentes para ampliar la imagen retiniana o gafas con filtros selectivos para el deslumbramiento. Iremos adaptando y rectificando las ayudas ópticas en posteriores visitas , es clave para encontrar las más adecuadas, que te permitirán aprovechar al máximo tu visión funcional y ganar confort y seguridad.

AFECTADOS EN BAJA VISION

Asociaciones de afectado en baja visión

En esta sección podrá encontrar una información detallada, con los datos de contacto necesarios sobre las asociaciones y fundaciones relacionadas con diferentes patologías de baja visión.

¿Tienes alguna duda?

Ir al contenido