Baja Visión

BAJA VISIÓN

Definición estandarizada

Baja Visión es la condición visual que padece una persona con una reducción importante de su visión, que no mejora utilizando la adecuada corrección en gafas, lentes de contacto e incluso acertados tratamientos médicos, farmacológicos o quirúrgicos, lo que dificulta la realización de actividades en la vida cotidiana.

Una persona tiene baja visión, según la OMS, “cuando tiene una agudeza visual (AV) inferior a 6/18 (0’3 decimal, 30% de visión) en el mejor ojo con la mejor corrección posible, o un campo visual menor o igual a 10 grados pero que usa, o puede llegar a usar potencialmente la visión para planificar y realizar una tarea”. La baja visión, además, se divide en los siguientes niveles:

 

                                            Agudeza Visual                Campo Visual

Baja visión leve                 Igual o superior a 0’3         59% – 50%

Baja visión media              Entre 0’3 y 0’2                   49% – 30%

Baja visión severa             Entre 0’1 y 0’05                 29% – 10%

Ceguera legal                     Menor que 0’05                 Menor de 10%

 

Si años atrás nos llegaban a las consultas pacientes a los que ya les quedaba un resto de visión muy bajo con pocas expectativas de mejorar (con ceguera legal o baja visión severa) en los últimos años la tendencia se ha invertido: cada vez más son los pacientes que nos llegan en un estado incipiente de la enfermedad (DMAE debutante, glaucomas leves, retinopatías diabéticas…). En ocasiones estos pacientes, a los que las dolencias ya les impactan en el día a día reduciendo su nitidez visual, no encajan en ninguna de las categorías en las que se divide la baja visión. Así nace la visión frágil.

BAJA VISIÓN

Causas

  • Degeneración macular asociada a la edad (DMAE).
  • Otras formas de maculopatías.
  • Edema macular diabético.
  • Retinopatía diabética.
  • Miopía magna y/o degenerativa.
  • Glaucoma avanzado.
  • Degeneraciones retinianas hereditarias tipo retinosis pigmentaria.
  • Stargardt.
  • Neuropatías ópticas.
  • Aniridia.
  • Hemianopsias.
  • Cataratas congénitas no quirúrgicas (niños).
  • Retinopatía del prematuro.
  • Daño adquirido cerebral (DAC).
  • Traumatismos.

BAJA VISIÓN

Ayuda visual

Ayuda ópticas para ver de lejos:

 

    • Lente Magnificadora. Lentes con una ampliación de la imagen del 1% al 9%, pudiendo llevar un filtro terapéutico incorporado para mejorar el contraste. Existe un tipo de lente magnificadora que aumenta 3%, 4’5%, 6% u 8% y además recoloca la imagen en la retina para obtener una visión más estable.
    • Telescopios, telescopios invertidos, minificadores. Para mejorar la visión de lejos, por ejemplo, ver la TV o el nombre de una calle. Pueden tener diferentes aumentos e ir montado en gafas para facilitar su uso o bien para su uso puntual, con un clip manual o colgado al cuello. Si la pérdida de visión afecta al campo periférico, existen ayudas especiales para ampliarlo como el telescopio invertido y prismas sectoriales.
    • Filtros. Permiten mejorar la visión de lejos, por ejemplo, ver la TV o el nombre de una calle. Pueden tener diferentes aumentos e ir montado en gafas para facilitar su uso o bien para su uso puntual, con un clip manual o colgado al cuello. Si la pérdida de visión afecta al campo periférico, existen ayudas especiales para ampliarlo como el telescopio invertido y prismas sectoriales.

Ayuda ópticas para lectura y escritura:

    • Lupas. Es el sistema óptico más sencillo y fácil de usar para agrandar el tamaño de los objetos. Es una ayuda económica y permite usarla a una cierta distancia en la lectura ocasional. Existen diferentes tipos de lupas, manuales, con soporte, y con luz. Las lupas deben ser prescritas en función del uso al que se le va a dedicar, de la pérdida de visión y de las condiciones en que se encuentra el usuario. Hay lupas para dejar las manos libres, y otras con soporte cuando no se dispone de la capacidad para mantener firme la lupa en la mano. La calidad óptica de la lupa es fundamental. es fundamental elegir la lupa necesaria para mis tareas , pueden incorporar luz.
    • Telescopios, telescopios invertidos, minificadores. También llamadas gafas-lupas, facilitan la visión de cerca con gran posibilidad de aumentos. Tienen la ventaja de ir montadas en unas gafas dejando las manos libres y permitiendo observar a la vez gran cantidad de texto. Ideales para la lectura continuada y facilitan la visión de los dos ojos a la vez, incluso pueden combinarse en forma de bifocal para ver de lejos y cerca. Tienen el inconveniente de que hay que acercarse mucho al texto. La iluminación del texto es fundamental para un paciente de baja visión, existen microscopios con luz incorporada que permiten al paciente necesitar menos aumento mejorando la distancia de lectura. El telemicroscopio permite ver de cerca pero a mayor distancia de observación que un microscopio, aunque el campo visual es más reducido.

Ayudas electrónicas:

  • La electrónica incorporada a las ayudas para Baja VISION permiten acceder a la información en una pantalla de ordenador o TV con una gran ampliación de los caracteres, cambios de tamaño de las letra, diferentes colores de fondo y texto, que facilita la lectura o escritura a las personas con baja visión.
    Existen gran diversidad de modelos, fijos, portátiles, aplicaciones en tabletas o teléfono móvil.

     

Ayudas no ópticas:

Son todas aquéllas que favorecen la utilización del resto visual o que potencian el rendimiento con las ayudas ópticas y electrónicas. Se incluyen en este grupo:

  • Para lecto-escritura: guías para firmar, rotuladores, papeles pautados, atriles…
  • Materiales para costura: enhebradores, cintas métricas con marcas, agujas de cabeza hendida.
  • Relojes, despertadores y avisadores de tiempo adaptados, sonoros. Ayudas al desplazamiento, fundamentalmente bastones de movilidad, etc.
  • Existen gran diversidad de modelos, fijos, portátiles, aplicaciones en tabletas o teléfono móvil.

Ayudas para ocio

  • Ver la televisión. Las pantallas de plasma y LCD han constituido una gran ventaja para los pacientes de baja visión. La distancia mínima a la cuál debe situarse un paciente con baja visión es igual a la medida de la diagonal de la televisión. Un telescopios adaptados en gafas, que amplían la imagen le ayudara a mejorar la visión.

  • Jugar al dominó, cartas, bricolaje… Son actividades frecuentes que quedan ayudas como lupas, microscopios y telemicroscopios adaptados en gafas son de gran ayuda para recuperar dichas actividades.

  • Coser, pintar… Pueden beneficiarse de las ayudas como telemicroscopios, microscopio, lupas manuales de pecho, con base de flexo.

¿Tienes problemas de baja visión?

Ir al contenido